San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

OPINION

La “grieta” Erreca-Criado sigue bien abierta

abr. 03, 2018 09:38

en Opinión

Diario La Mañana de Bolívar - Opinión - La “grieta” Erreca-Criado sigue bien abierta

Quien a esta altura supone que los dos actos en el monumento a Raúl Alfonsín a 9 años de su fallecimiento fue pura casualidad, verdaderamente entiende poco de lo que ha venido sucediendo en Cambiemos Bolívar, y dentro de Cambiemos, en el radicalismo más específicamente, que en esta ciudad es un 90 por ciento de Cambiemos, o quizás algún puntito más.

Es cierto que no es un año electoral, menos mal, porque imagínense lo que sería si lo fuera. Si en un año par, con nada en juego (por ahora, antes de fin de año habrá elecciones en la UCR) ocurren estas cosas, mejor ni imaginar lo que será 2019, con dos o tres grupos disputándose una interna con serias chances de terminar en Belgrano 11.


El origen de la grieta
Cuando hablamos de grieta dentro de Cambiemos, nos referimos a la fuerte división existente entre los dos grupos hoy con más adhesión de acuerdo a las legislativas de 2017, el que encabeza José Gabriel Erreca y el que lidera Ricardo Marcos Criado.
Si nos vamos varios años atrás en el tiempo; aunque no tantos, los dos estaban casi retirados tras la caída del radicalismo a manos de Bali Bucca en 2011. Erreca fuera de todo tras su salida del municipio y Criado con dos años todavía en el Concejo pero con ganas manifestadas públicamente de dedicarse a su profesión y a su familia.

Las coincidencias políticas de Erreca y Criado se desconocen, ambos estuvieron siempre debajo de Simón, a veces uno en el Concejo y otro en el Ejecutivo, y viceversa; pero con pocos puntos de encuentro. Y hasta desde lo electoral coincidieron poco, ya que Erreca iba en las Ejecutivas como segundo de Simón y Criado eventualmente encabezó alguna legislativa.
En 2011 Erreca perdió y Criado siguió en el Concejo. En 2013 Criado dejó de ser concejal y Erreca volvió al recinto tras caer en las elecciones legislativas con la lista que encabezó Marcos Pisano. Hasta ahí, casi ninguna coincidencia y prácticamente ningún pase de facturas entre quienes hoy se reparten los votos locales de Cambiemos.

En 2015 empiezan los primeros cortocircuitos públicos, porque se desconoce si los hubo en lo privado. Ese año de la primera reelección de Bali Bucca creaba un dilema en Erreca, ir o no ir, porque ya había perdido dos, 2011 y 2013, y perder una tercera era quedar totalmente fuera de la cancha. Además, Bali estaba muy embalado y con una imagen y una intención de voto que hubiera superado a cualquiera.
Erreca estuvo expectante hasta último momento y finalmente no fue. Criado fue quien terminó poniendo la cabeza (y la plata, según el mismo ha contado) en aquella elección, en la que cayó a manos del hoy diputado nacional. En aquel momento, y las secuelas continúan hasta hoy, al errequismo le han cuestionado que no puso toda la carne al asador para acompañar al candidato del radicalismo, que primero debió medirse en una primaria con Adalberto Sardiña y Sandra Santos y luego fue casi desanimado a enfrentar a Bali, porque se sabía el resultado.

El triunfo de Cambiemos a nivel provincial y nacional en 2015 hacía prever que quien fue su candidato a nivel local iba a tener alguna recompensa; pero no fue así. Y más si tenemos en cuenta casos como los de Daireaux y Henderson, por nombras distritos cercanos, cuyos intendentes perdedores, Hernando y Tkacik, terminaron trabajando para el gobierno de María Eugenia Vidal en La Plata.

La vicepresidencia de Manuel Mosca en la Cámara de Diputados hacía prever que Criado y su gente tendrían alguna chance de cobrar algunos puestos; pero sólo Javier Palacio en PAMI fue el saldo. De todas formas en el primer tiempo las actividades de Manuel a principios de 2016 fueron con el grupo de Criado, que en más de una oportunidad anduvo a los codazos con gente de Erreca que también acompañaba. Lo que ocurrió una mañana en Villa Diamante fue emblemático y muy recordado.

Pero Criado marchó poco tiempo de la mano con Mosca. Antes de la Rural de 2016 ya había un distanciamiento, y de cara a 2017 el hoy presidente de la Cámara de Diputados tomó partida por Erreca, con quien negoció el armado de la lista local en conjunto también con Juan Carlos Morán, a quien no metemos en el análisis de esta grieta.

Sin el apoyo de Mosca, sin el reconocimiento que quisiera de Vidal, sólo con la banca del vicegobernador Daniel Salvador y de quienes lo fogoneaban a nivel local (entre ellos sus tres concejales Patti, Ducasse y García y su consejera escolar Zorrilla), Criado contra viento y marea se presentó a las primarias de 2017. Se desconoce si hubo avances para alguna lista de unidad con el errequismo, públicamente sólo se habló de conversaciones que a la luz de los hechos no terminaron en nada.

Erreca volvía a la escena nuevamente en otra legislativa, buscando la reelección y obtener un triunfo que se le negó en 2011 y 2013. Y lo consiguió, primero en una paso más ajustada de lo que pensaba frente a Criado, y luego en una general en la que la lista que encabezó obtuvo 5 concejales. Allí no le pudieron facturar a Criado que no trabajara pese a quedar afuera de todo (sólo Laura Hernández quedó en la lista definitiva como candidata a concejal en un lugar a entrar), porque los números de Cambiemos en las generales no fueron muy distintos de los que obtuvo esa fuerza política en las primarias sumando los votos de las dos listas.

Con una derrota en 2015, previsible en la Ejecutivo, y otra derrota en 2017, ajustada en la legislativa, muchos pensaban que Ricardo Criado estaba en la puerta del retiro. Pues no, primero dijo después de las elecciones que iba a seguir, porque el grupo se lo pedía y porque se le habían despertado las ansias de participar: “Esto es lo que me gusta, lo he descubierto, se lo expliqué a mi familia, a mi pareja, a mis hijos”, se lo escuchó decir varias veces.

Erreca parecía tener el camino allanado al 2019, más con la diputación de Bali Bucca. Pero Mosca, que mucho influyó para que encabezara aquella lista de 2017, ahora le da aire a Criado, que entre otras cosas piensa ir por el comité en la elección de octubre próximo con una posible candidatura a presidente del ex intendente Julio Ruiz. Posiblemente Manuel piense que arribará a 2019 con toda la tropa junta, habiéndole pagado a unos y a otros, y pudiendo quizás repartir más cargos el año que viene para que depongan candidaturas y el armado local sea más fácil de lo que hoy parece.

Pues no parece que vaya a ser así. Lo del noveno aniversario del fallecimiento de Alfonsín fue una prueba. Con ningún acto oficial a la vista, el grupo de Criado le rindió homenaje a la mañana, y el grupo de Erreca, quien preside el comité, lo hizo a la tarde. Algo similar hicieron los peronistas de esta ciudad en el busto a Perón en la plaza de enfrente cuando no se llevaban del todo bien, hasta llegó a haber tres actos en un mismo día en el mismo busto.

A un año y poquito más de definir quién va a ser el próximo candidato a intendente de Cambiemos, en Bolívar continúa la puja entre quienes más votos sacaron en las primarias de 2017. E insisto, esto sin contar a los otros actores, porque todos tienen ganas de jugar y habrá que ver si van por su cuenta o detrás de alguno de los candidatos que hoy marchan separados por una gran grieta que parece casi imposible de cerrar a un año de las próximas ejecutivas.

Angel Pesce

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00